Será la hora de despedirnos del Amor propio?

Evolución (o no) del Self Love

Hace muchos años escuche “Sé la mejor versión de vos misma”, con este tono directivo interpreté que tenía que mejorarme, pero estaba “bueno” porque solo me enfrentaba conmigo misma, lo cual desataba una batalla cuerpo a cuerpo con mi propio ser (aunque no lo supiera) porque ahora yo era la principal acusada en esto de “ser mejor”.

Otro tema fue que después de ver medios y revistas mi mejor versión se convertía de nuevo en ser más delgada, con maquillaje, peinada, sin celulitis y demás… entonces además de quedar disconforme con esta versión que estaba muy lejos de “la de las de revistas”, quedaba enfrentada conmigo misma.

Después vi el “empoderate” como una especie de pateá el tablero y mostrate, mostrá tu cuerpo, mostrá tu cola para vos, por vos… la verdad que jamás me sentí bien cosificándome, me parece que no hay nada de poder en mostrar mi piel para el morbo de las personas, sobreexponerme y que encima que me lastimen con comentarios violentos. Lógico que hay prendas que requieren mostrar más piel pero ponerme en bolas no me libera de prejuicios, creo.

Luego empecé a leer sobre amor propio y este tema si me parecía revolucionario, la idea de amarnos como somos. De abandonar el mandato de la belleza tan estipulada y con tanto requisito para poder ser socialmente aceptable. Pero cuando se estableció como otro mandato, cuando una vez más se cambiaba el foco, ya no estaba afuera el problema sino que era mi elección aceptarme, parecía que si no me amaba era porque no quería/podía. El tema fue que a veces no me salía amarme tal cual era porque todos los discursos con los que me habían criado apuntaban a señalar falencias en las mujeres que debían ser arregladas.

Hace poco leí sobre la aceptación radical que “critica” la idea del body positive de que todos los cuerpos son bellos porque esto no es cierto, en realidad todos los cuerpos son válidos. Hay que dejar de poner el acento en LA BELLEZA para que alguien se sienta valorado, y yo agregaría en lo sexy/sexualmente disponible también. Esto hace parecer que solo si eres hermosa posees valor; Lindo y feo deberían dejar de ser categorías para valorar a las personas. Esta propia aceptación radical apunta a ver quiénes realmente somos sin darle valor a este binomio social lindo-feo.

No me copa señalarle a nadie lo que piensa ni bajar línea creo que cada una hace sus procesos y revisa SOLO CUANDO está preparada para recibir el cambio, soy consciente de que todas luchamos con nuestros propios demonios. Por eso si de algo sirve les cuento el proceso que ha hecho mi cabecita….Revisando mis sentires, mis pensares en este contexto que va cambiando todo el tiempo y que tal vez haga que en un tiempo ya ni siquiera piense así.

Sigamos juntas.

Si querés leer mas te espero en mi cuenta de instagram! https://www.instagram.com/p/CFcbRt5lbDl/?utm_source=ig_web_copy_link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up