Un viaje al centro del color

Gracias al Covid y la fiebre del hacer inicie una excursión a mi guardarropas buscando armar looks y recrear tendencias.
Sacando y desempolvando prendas, ordenando, agrupando, me di cuenta que estaba como en una película de Charles Chaplin porque mi guardarropas no hablaba y además no tenía color.
Este viaje se inició así

Decidí pensar en lo que quiero comunicar cuando me visto, pensar en lo que van a interpretar de mi si vieran mi outfit, re pensar mi relación con el color.

Porque creo que la mayoría de las argentinas basamos nuestra vestimenta en neutros ( principalmente blanco y negro) y le damos «acentos» de color con los accesorios (hasta nuestro bolso y calzado suele ser negro!). Algo similar hacemos en la decoración de nuestras casas. El color sólo se reserva a los almohadones y potiches «para no cansarnos» aunque parece una mirada sustentable bajo el lema «que dure para toda la vida» pero no siempre lo que compramos es de excelente calidad así que… yo creo que, mas bien, hay un problema de vínculos con el color y esta bien arraigado a nuestra cultura.

Por ello me propongo sumar color en mis outfits y explorar lo que me trasmiten en este viaje al centro del color…

Continuara….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up